• 05:22pm  Varios heridos en segunda jornada de protestas por nuevo presupuesto en Haití

  • 05:21pm  El real pierde 0,87 % y el dólar se vende a 3,130 reales en Brasil

  • 05:13pm  Los Ángeles acoge a la mayor celebración del arte latinoamericano y latino

  • 05:05pm  Colombia ha erradicado 62 % de 50.000 hectáreas de coca previstas para 2017

  • 05:04pm  Tardes redondas en Albacete, Murcia y Baza, donde cae lesionado El Cordobés

  • 05:03pm  Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

  • 05:01pm  Precios al consumidor en Argentina subieron en agosto pasado un 1,4 %

  • 05:01pm  Venezuela anula 150 puntos de pago con tarjeta por escasez de efectivo

  • 04:42pm  No jugaremos contra Juan de los palotes, dice el técnico del Plaza Amador

  • 04:41pm  Helicóptero con ayuda para víctimas del sismo se desploma en el sur de México

  • 04:34pm  Juez del Supremo brasileño autoriza una nueva investigación contra Temer

  • 04:34pm  Incautan millonarias propiedades y cuentas bancarias a testaferro de las FARC

  • 04:24pm  Huracanes Irma y Harvey podrían superar los costes de Katrina, según estudio

  • 04:23pm  Chavismo perderá elecciones regionales y presidenciales, según analista

  • 04:08pm  Inauguran en el norte de Chile la primera central geotérmica de Suramérica




Porlamar
21 de octubre de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Un país mejor
He aprendido en la escuela que los grandes cambios ocurren cuando se respetan las pequeñas cosas. Pido a Diosito que nos ayude primero con esta pequeña cosa.
Juan Ortiz | Instagram: @Juanortiz_12

9 Ago, 2017 | "Que no se coman la luz, Diosito, que no se coman la luz", repetía una y otra vez José, de unos ocho años, mientras esperaba junto a su mamá el bus ruta cuatro que lo llevaría al centro de Porlamar. Era martes, 4:30 p.m., hora pico. Estaban sentados en la parada de Rattan Plaza. La mamá no deja de escucharlo y notó que yo tampoco.

-¿Qué haces, José? -preguntó la mamá.

-Pido a Dios un mejor país -respondió el niño.

-Así no se hace, eso no tiene sentido, debes decir: Dios, danos un mejor país.

-Eso hago, mamá, ¿ves aquella señora al otro lado de la acera?, se parece a mi abuela, tiene tiempo tratando de cruzar la calle, aun cuando el semáforo le dice que puede pasar, pero la gente en los carros no le dejan, ¿cómo puedo pedirle a Dios un mejor país, algo tan inmenso directamente, si la gente no respeta lo más simple?

He aprendido en la escuela que los grandes cambios ocurren cuando se respetan las pequeñas cosas. Pido a Diosito que nos ayude primero con esta pequeña cosa.

Su madre cerró los ojos y empezó a decir:

"Que no se coman la luz, Diosito, que no se coman la luz".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES