Porlamar
21 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Desacatos
Desafortunadamente, la oposición, encandilada por el resonante triunfo electoral, no hizo valer la legislación y Constitución vigentes y de allí deviene todo este proceso amargo de muertes, cárcel y padecimientos de todo el país.
Marcos Tineo M. | tineo.marcos@gmail.com

16 Jul, 2017 | Este domingo, cuando pudiera producirse el mayor desacato a las órdenes del Presidente, o sea la gran consulta nacional en contra de la pretendida constituyente, creo que es bueno recordar las primeras acciones de desacato registradas en el país desde diciembre de 2016, empezando cuando la Asamblea Nacional nombró, pasando por encima de todas las disposiciones legales vigentes para ese momento, a 33 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia.

Desafortunadamente, la oposición, encandilada por el resonante triunfo electoral, no hizo valer la legislación y Constitución vigentes y de allí deviene todo este proceso amargo de muertes, cárcel y padecimientos de todo el país.

Luego vino el otro gran desacato, cuando el TSJ desconoció la proclamación hecha por el CNE de los diputados electos por el estado Amazonas, sobre la base de unas denuncias cuya única prueba conocida es una grabación de un funcionario de gobierno que habla de comprar votos. A estas alturas, no se sabe si la grabación es genuina y el proceso judicial está paralizado. Mientras, Amazonas sigue sin diputados y la AN declarada en desacato al incorporar, y luego desincorporar, a esos parlamentarios, hasta ahora elegidos legítimamente porque no se ha demostrado lo contrario. Por cierto que esta situación le ha valido al Presidente, respaldado por el Supremo, el desconocer las actuaciones del Parlamento Nacional.

El tercer gran desacato fue el de referendo, cuando, luego de un proceso torpedeado y entrabado por el CNE con medidas sobrevenidas e inventadas, como la doble validación de firmas y la extensión máxima de los lapsos legales, un tribunal de estado, sin jerarquía ni competencia, paró a última hora la votación que hubiera revocado el mandato al Presidente.

Y finalmente, el otro gran desacato es el de ahora, cuando poniendo de lado a la Constitución, se convoca a una Asamblea Nacional Constituyente sin el permiso del pueblo.

La consulta popular de este domingo, si se realiza, es para que los venezolanos recuperen su derecho a decidir si se hace o no una nueva constitución. La respuesta será contundente, sin duda alguna. Falta saber si hay suficiente guáramo para hacer que se respete la voluntad del pueblo, aunque Emparan (¿se acuerdan del 19 de abril?) se empeñe en desconocerla.

Postdata. A los que se preguntan qué pasó con el tío Caballo Rojo, hoy no lo dejé hablar, aunque le pedí que me echara la bendición.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES