• 05:53am  La Policía interroga a once sospechosos por el atentado en Manchester

  • 05:52am  La renovación del Roland Garros costará unos 340 millones de euros

  • 05:49am  Google corteja a China tras años de enfrentamiento a través del juego del go

  • 05:48am  El papa viaja a Génova y mantiene encuentro con trabajadores de siderúrgica

  • 05:46am  Belasteguín estrena plantillas para alargar su carrera

  • 05:44am  Proteccionismo y sanciones a Rusia, últimos escollos para el acuerdo en el G7

  • 05:44am  Nadal, el reconquistador

  • 05:39am  Matías Díaz y Maxi Sánchez llevarán el pádel a la zona financiera de Londres

  • 05:38am  La ONU celebra la puesta en libertad de un periodista en Sudán del Sur

  • 05:38am  Hermanas Alayeto: Al pádel le falta explotar en Asia y Estados Unidos

  • 05:36am  La marca de bebidas alcohólicas más famosa de China tendrá universidad propia

  • 05:35am  Miles musulmanes rezarán hoy en Al Aqsa en el primer día de Ramadán

  • 05:33am  El Ramadán comienza en Oriente en plena lucha contra el terrorismo yihadista

  • 05:16am  Kami Rita Sherpa escala el Everest por 21 vez e iguala el récord

  • 04:55am  Merkel, May y Trump no comparecerán ante la prensa tras el G7




Porlamar
27 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Corrupción
Carcome lo que encuentra, sin importarle cómo y dónde, pero sí que cada vez la cifra sea mayor para que mucho quede después del cómplice reparto. Pasan de centenares los civiles y militares, empresarios de maletín, que se repartieron la bicoca de 25 mil millones de dólares provenientes de Cadivi. La investigación, trancada.
Ángel Ciro Guerrero angelcirog@hotmail.com

19 May, 2017 | Como la araña, teje la red, caza y engulle. Los que caen en sus traicioneros hilos, no tienen salvación. Porque son de acero. Sus raíces hurgan, horadan, revientan. El daño es terrible. Cual virus, penetra la moral, envenena el cuerpo cívico, oscurece la imagen del país. Retrata la podredumbre, la realidad en que se mueven sus protagonistas y los que miran para otro lado sabiéndose socios y alcahuetas. Muestra que, por contrarrevolucionarios, los valores fueron fusilados. Estorbaban. Su ropaje, vistoso, se zurce en el taller de la siempre vergonzante impunidad.

Carcome lo que encuentra, sin importarle cómo y dónde, pero sí que cada vez la cifra sea mayor para que mucho quede después del cómplice reparto. Pasan de centenares los civiles y militares, empresarios de maletín, que se repartieron la bicoca de 25 mil millones de dólares provenientes de Cadivi. La investigación, trancada. No avanza. La justicia sabe que los indiciados son en su inmensa mayoría miembros del proceso. Cuando se abra esa compuerta, medio mundo resultará encharcado. Giordani y Navarro denunciaron el pecado, pero pecaron al no señalar los pecadores. Bueno, reconozcámoslo, el gobierno ha puesto preso a dos o tres bolsas por robar burusas, pero dejó libres un grueso número de tuertos que, por jugar chapita con el jefe, se volvieron multimillonarios.

Es que la corrupción se convirtió en costumbre, en norma. Ayer se cometieron errores, cierto. Algunos le metieron mano al tesoro nacional. Pero los de ahora meten todo, hasta las patas.

Abunda la inmundicia, suciedad, basura, mugre, al fin lo mismo. Identifica al gobierno rojo como el más corrupto de la historia patria y al país como el más corrupto del planeta. Los venezolanos teníamos fama de honrados, pero la perdimos por culpa de los corruptos que abundan en todos los estratos de la administración pública revolucionaria. Se insiste, profundamente allí enquistados, desangrándola, engordando como niguas y garrapatas. Millones de dólares desaparecidos. Gran parte embolsillados. Definitivo: La corrupción, que es putrefacción, en estos años de gobierno comunista lo ha infectado todo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES