• 04:12pm  Nuevo director de Instituto cubano en Miami dice impulsará la imparcialidad

  • 03:56pm  El español González dice que es muy bueno que México voltee hacia Europa

  • 03:56pm  El petróleo Brent baja un 2,58 % y cierra en 48,06 dólares

  • 03:37pm  El peso argentino se deprecia 1,66 % frente al euro

  • 03:36pm  Venezuela prorroga por octava vez la vigencia del billete de 100 bolívares

  • 03:36pm  El peso argentino se deprecia 1,14 % frente al dólar

  • 03:36pm  El CAF defiende la productividad para mantener el crecimiento en Iberoamérica

  • 03:36pm  Guatemala presentará en Argentina informe sobre avance contra lavado dinero

  • 03:30pm  Verhaeren (Australia) ve a su equipo preparado para dar lo máximo

  • 03:30pm  Es un sueño, dice el venezolano Hernández sobre su llegada al Belenenses

  • 03:30pm  Tres terroristas abatidos en una zona chií en el este de Arabia Saudí

  • 03:26pm  Macri se reúne con Vázquez y Morales en antesala de cumbre del Mercosur

  • 03:25pm  Morata se despide del Real Madrid: Es una decisión pensada y meditada

  • 03:19pm  Costa Rica y EE.UU. se topan de nuevo con Aguilar, el árbitro de la nieve

  • 03:17pm  El Alinghi suizo domina en Barcelona; los españoles notan la presión




Porlamar
24 de julio de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






Franklin Mata: un comunicador visual que gerencia su propia obra
En su castillo, guarda tesoros y sorpresas. Asegura que los artistas se forman con la vivencia, pero no descarta los estudios. (+Fotos) (+Vídeo)
Sabrina Salazar

Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

El artista plástico Franklin Mata / Foto: YULIANNYS GONZÁLEZ | @Yuliaseret

7 May, 2017 | La irreverencia de Franklin Mata, el salir siempre del molde, el crear a partir de la nada sin temor a la burla ni a las críticas y el no callarse lo condujeron al perfecto destino de gerenciar su propia obra.

Nacido con el sello de artista y absolutamente ñero, Mata considera que la sana competencia es el trampolín al éxito.

Para su persona es exquisitamente interesante el sentirse retado por las circunstancias y las personas que forman parte de ellas, para así como una esponja, absorber conocimientos que pueda poner en práctica o desechar mientras se desplaza en el mundo.

Orgulloso alumno de grandes como Asdrúbal Marcano, Juan García, Fabrizia Mariani, Irene Mendoza, asegura que estas personas dedicaban sus vidas a enseñar, cosa que según su agudo pensar, los educadores no hacen hoy día.

Mata confía plenamente en que los artistas se forman con la vivencia más que con un título. Sin embargo, de joven, superando lo que definió como “el miedo del margariteño”, se unió a la escuela Rómulo Gallegos en Guaraguao donde sólo le solicitaron que tuviera voluntad para trabajar.

Muchos sentimientos convergen en este artista hijo de un pescador, pero en la superficie de su personalidad se impone el respeto como ser humano y el rechazo hacia el ego atropellador de algunos.

A pesar de tener un ímpetu avasallante, Franklin Mata no se considera pintor, dibujante o escultor, sino que se define como un comunicador visual. El entorno lo afecta notablemente, la magia de su sensibilidad como artista se complementa con su firmeza al no sentirse amilanado por las burlas.

Ahora se dedica a buscar desechos en algunos rincones de Porlamar para construir a partir de ellos, piezas que enamoran tanto a los ojos como al corazón de quien tiene la oportunidad de escuchar la historia que esconde cada una.

Este comunicador visual guarda consigo la integridad de un artista real, crea partiendo de deshechos y por otro lado para sus pinturas utiliza materiales de calidad, porque según él, la obra debe ser duradera como el artista.

En ambos casos resuelve crear obras de arte sinceras, honestas, transparentes y que toquen a la gente con un mensaje social bien definido.

Aseguró que lo embarga la angustia al ver el deterioro de la isla y quisiera tener el poder, trasladar el suelo que lo vio nacer a otras latitudes. Comenta que no cree en la gente que produce para vivir. “Uno como creador jamás hace algo pensando en que se va a vender”, señaló.

Con fuertes palabras, pero expresando una carga sentimental contagiosa, expresó que la isla es sumamente dura y que a pesar de nacer en Margarita, se siente navegado. “En las primeras obras hay más lágrimas que pigmento”, confesó.

Opciones

Su talento lo ha posicionado en otros escenarios. Dijo que una vez al año viaja a Venecia, Italia, donde también le da un sentido amplio al concepto de gerenciar su obra, lo que resulta para él un paraje placentero. Sin embargo recalcó que cada vez que traspasa las fronteras neoespartanas, siente el tirón del cordón que lo mantiene sujeto a su tierra natal, Margarita.

El arte en la isla

Según Franklin Mata, en la actualidad la gente cree un poco más en el arte, pero la ignorancia se manifiesta cada vez que una obra es maltratada por la insensibilidad de las personas. “La destrucción de las obras al comienzo me causaba malestar, pero después entendí que bloquearte es la única manera. Hay hijos que tienes que abandonar y es muy duro por dentro”, añadió.

Aseguró además que una obra a pesar de ser restaurada nunca recupera la magia del inicio. “La isla está muy abandonada y no sólo desde el punto de vista artístico”, aunque cree también que en la isla hay artistas maravillosos que deben lidiar con manifestaciones de mediocridad.

Inusual

Sobre la creación propiamente dicha, Franklin Mata resumió que no hay procesos. “Uno es producto del entorno, como no soy comerciante, solamente soy un comunicador, la guía es mi frontal que tengo en el entorno y el feedback de la respuesta es eso”, explicó.

Asimismo definió al mundo artístico de antes como efervescente, mientras que aseguró que en la actualidad se tornó más artesanal, de manualidad. Como consejo expresó que los nuevos artistas deben ver el arte desde una perspectiva universal.

El color de la isla

Para Franklin Mata el azul predomina, pero si se le permite, haría medias tintas, desde el más claro hasta el verde más oscuro, evocando así recuerdos de su infancia cuando retozaba en las playas locales.

Este artista se resguarda en su hogar, el cual es lo más parecido a un castillo, a un pedazo de cielo ubicado en el algunas veces feroz Porlamar. Así como mencionó la gama de azules con los cuales identifica su isla, los sentimientos que guarda en su interior son infinitos y grandiosamente plasmados en su obra.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES