• 03:27am  Al menos 23 muertos por tormenta eléctrica en el norte de la India

  • 03:21am  Li Keqiang busca en Europa sacar partido al distanciamiento de la UE con EEUU

  • 03:18am  Vigilar las fronteras de Europa, un trabajo que sube de intensidad

  • 03:14am  La Bolsa de Fráncfort baja un 0,11 % en la apertura

  • 03:06am  La Bolsa española cede un 0,36 % en la apertura

  • 03:04am  La Bolsa de Milán baja un 0,30 % en la apertura

  • 03:01am  La Bolsa de París baja un 0,17 % en la apertura

  • 02:26am  Castroneves lidera una actuación antológica de los pilotos latinoamericanos

  • 02:05am  El crudo Brent baja un 0,28 % hasta 52 dólares por barril

  • 02:03am  Tokio cierra con un descenso del 0,02 % hasta los 19.682,57 puntos

  • 02:02am  El crudo Brent baja un 0,28 % hasta 52 dólares por barril

  • 02:00am  El euro baja hasta los 1,1165 dólares en Fráncfort

  • 01:48am  Lunes 29 de mayo de 2017

  • 01:46am  CRÓNICAS INTERNACIONALES

  • 01:40am  Fallece el ex primer ministro griego conservador Konstantinos Mitsotakis




Porlamar
29 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Hora de sensatez, capacidad y venezolanidad
Esta angustiante situación debe mover a la reflexión a los hombres y mujeres con sensatez y sin ataduras, de ambos lados, que los hay, para que se motiven y asuman, con sus capacidades y deseos de solucionar esta crisis, la responsabilidad de enderezar la patria, nuestra patria.
José Rodríguez Suniaga / cheitocarobo@hotmail.com

21 Abr, 2017 | Nos comentaba Doña Elodia que la actual coyuntura política que atraviesa el país no la resuelven los protagonistas que lideran los bandos en disputa. Las caras visibles que llevan la voz cantante, los que opinan y toman decisiones, no podrán jamás resolver el despelote en que se ha convertido esta contienda politiquera.

Ello porque existen en sus almas y corazones y así lo afloran en su actuación, demasiada pugnacidad, mucho odio, abundante revanchismo, exacerbado deseo de exterminar a la otra parte, superlativo afán de protagonismo y lo más grave y peligroso, más osadía que criterio, más ignorancia que inteligencia. De allí que cada bando esté entrampado en su propio juego y obsesionado por sus propios intereses y compromisos internos y foráneos.

Un liderazgo opositor y oficialista agotados en sus luchas intestinas, sin capacidad de acción y mucho menos, con deseo de procurar el bienestar colectivo. Nada le importa el padecimiento del pueblo, el viacrucis de los hombres y mujeres de a pie buscando comida y medicina. No les importa nada, solo su cuota de poder: mantenerla o alcanzarla según el caso.

Esta angustiante situación debe mover a la reflexión a los hombres y mujeres con sensatez y sin ataduras, de ambos lados, que los hay, para que se motiven y asuman, con sus capacidades y deseos de solucionar esta crisis, la responsabilidad de enderezar la patria, nuestra patria.

Es cierto que la mayoría de los venezolanos anhelamos conseguir libremente los alimentos diarios, las medicinas y la seguridad necesaria; pero no es menos cierto también que aspiramos lograrlo sin violencia, sin represión, sin violación de los derechos ciudadanos y constitucionales, sin incendios, sin destrucción de los bienes de la nación, sin muertes, sin prácticas criminales propias de otras latitudes, sin terrorismo… en fin, en paz y en democracia.

Por ahora está bueno, hasta el próximo zaperoco.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES