• 03:50am  Miércoles, 26 de abril de 2017 (08.00 GMT)

  • 03:44am  Detenidos 10 sospechosos de proveer armas para el atentado de Charlie Hebdo

  • 03:39am  EEUU sigue comprometido con el acuerdo nuclear, según Irán

  • 03:38am  El papa Francisco pide que la tecnología ayude a la inclusión

  • 03:38am  Activistas elevan a 30 los fallecidos en Siria por ataque de Turquía

  • 03:33am  Muere un dirigente de facción islámica siria por bombardeos en el sur sirio

  • 03:30am  Amnistía exige a Zambia la liberación inmediata del líder de la oposición

  • 03:28am  Miércoles, 26 de abril de 2017 (07.00 GMT)

  • 03:23am  Al menos tres militares muertos en 24 horas en el este de Ucrania

  • 03:16am  La Bolsa de Fráncfort cae un 0,03 % en la apertura

  • 03:13am  La Bolsa de Londres baja el 0,11 % en la apertura

  • 03:12am  La Bolsa de París baja un 0,05 % en la apertura

  • 03:11am  La Bolsa de Milán bajó un 0,20 % en la apertura

  • 03:11am  Santander gana un 14,3 % hasta marzo más empujado por Latinoamérica

  • 03:10am  Turquía ordena arrestar a 1.000 jefes secretos de la Policía por golpismo




Porlamar
26 de abril de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Lo simbólico y lo concreto en el desarrollo de un país
Ahora pasamos de la divinidad a la mujer sufrida. Es bastante raro ver las redes sociales con imágenes de mujeres vestidas de amarillo, azul y rojo, casi que llorando sangre. Es como convertir la historia en la telenovela del momento.
Joselyn Quintero / joselyn.quintero@gmail.com

15 Abr, 2017 | Siempre recuerdo cuando niña, que hacíamos una formación en el patio del colegio, divididos por grado, género y en orden de tamaño. La distancia ideal era la resultante de estirar mi brazo, hasta tocar el hombro de la niña que me antecedía. Se izaba la bandera, se cantaba el himno nacional y así comenzaba el día de colegio. ¿Es este ritual garantía para sacar adelante un país? De eso hablaremos esta semana.

Lo simbólico

Comienzo aclarando que el ritual antes mencionado fue en los años 80 (para que no haya argumentos arbitrarios). Siempre crecí en un entorno donde la identidad nacional era una cosa que alcanzaba niveles sagrados, casi que divinos. Esa creencia de que “seguro Dios fue venezolano” o “Venezuela es el mejor país del mundo” era parte de la tertulia diaria de quienes sentían más orgullo por el país que por su misma familia.

Ahora pasamos de la divinidad a la mujer sufrida. Es bastante raro ver las redes sociales con imágenes de mujeres vestidas de amarillo, azul y rojo, casi que llorando sangre. Es como convertir la historia en la telenovela del momento. Todavía no hemos entendido que un país en un espacio de tierra con fronteras, que proveerá en la medida que la trabajemos, como lo hacíamos hace 100 años atrás.

Lo concreto

Estar claro en la vida es saber para dónde se va y por qué se va hacia ese lugar. Lo que más me preocupa de las decisiones diarias del venezolano promedio, es que todos quieren ir hacia adelante para reconstruir el pasado. “Sólo quiero que las cosas vuelvan a ser como antes”. ¿Cómo van a ser como antes, si así fue que llegamos a donde estamos hoy?

Y luego viene la pregunta más incómoda, esa que la gente termina por esquivarme: ¿Qué vas a hacer con tu vida cuando “todo vuelva a ser como antes”? Silencio, no hay plan, no se sabe… Dios proveerá.

Siempre va a ser mucho más fácil criticar a quien no rinde cuentas, que sentarnos a sacar las cuentas nuestras. Si algo he aprendido en el camino de la Armonía Financiera, es que cuando me fijo en el bolsillo del otro, estoy reflejando el descuido con mi propio bolsillo.

Cuando una persona sabe hacia dónde va, el mundo se aparta para darle paso. Y tú ¿Hacia dónde vas?

La semana que viene te voy a compartir las áreas más importantes que -considero- cualquier ciudadano debería tener en orden para realmente vivir tranquilo, viva en el país que viva.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES