Porlamar
22 de agosto de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Pacientes renales claman por ayuda humanitaria
Durante una protesta, efectuada ayer en el hospital Luis Ortega, alertaron que la falta de insumos para dializarse pone en riesgo la vida de al menos 260 personas en Margarita.
Dexcy Guédez | @dexcyguedez

Foto: DEXCY GUÉDEZ

Los pacientes renales temen que se compliquen sus cuadros por falta de insumos. / Foto: DEXCY GUÉDEZ

22 Mar, 2017 | Un grupo de pacientes renales protestó este martes en las afueras del hospital Luis Ortega de Porlamar, por la falta de insumos en el Unidad de Hemodiálisis “Edgar Moglia”, necesarios para someterse al proceso de diálisis.

Omar Bermúdez, uno de los pacientes afectados por las carencias, recalcó que la situación es grave al no disponer del tratamiento médico en esa unidad y con serias dificultades para realizarse los exámenes de rutina en los laboratorios privados, ya que para eso deben contar por lo menos con 40.000 bolívares.

Afirmó, además, que los pacientes de hemodiálisis no son atendidos por falta del personal capacitado, detallando que solamente existe un nefrólogo y no cuentan con nutricionistas ni otros especialistas que requieren para hacer más llevadera esa enfermedad.

Bermúdez especificó que son 260 pacientes los que corren peligro por la falta de los insumos que se agotaron desde hace una semana, sin que las autoridades del principal centro asistencial ni de ningún otro ente gubernamental se apiade de ellos.

“Nos hemos convertido en verdaderas bombas de tiempo, al no contar con los insumos mínimos”, acotó.

Vista la situación, los afectados clamaron por la apertura de una ayuda humanitaria que resuelva de manera urgente las deficiencias que no les permiten garantizarles los exámenes de rutina y la entrega de medicamentos.

“Nosotros no tenemos que ver nada con los adecos ni con los chavistas, ni con ningún partido político, si quieren seguir peleando que lo hagan, pero a nosotros que nos entreguen nuestras medicinas”, enfatizó.

Eliminan beneficios

Deyanira Rodríguez denunció que les eliminaron beneficios establecidos legalmente, entre los que citó la realización de exámenes de rutina y entrega directa de medicamentos, lo cual es obligatorio desde el año 2004.

Indicó que el sábado se dañó la planta de ósmosis y fue necesario traer un técnico de Cumaná, porque en la Isla no hay quien sepa reparar la máquina, y mientras corregían las fallas unos 78 pacientes se quedaron sin dializar y hubo que habilitar el domingo.

“No hay ni siquiera alcohol para la limpieza del catéter o cualquier herida de los pacientes”, apuntó.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES