Porlamar
24 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






¿Y de qué se nos murió Cheo si anda vivo?
A Gustavito Pereira que se cuide, porque, a mí me lo confesó el bicho ese que me sale en La Laguna de Atolladar, el Lango Lango; que me arrancarían al “Pelón” Alejandro Hernández y, a Luis José Gómez… ¡Y, ya no me va quedando nadita…!
Perucho Aguirre

12 Ene, 2017 | No, Cheo, no se nos murió a nosotros. Cheo se iba muriendo, porque Cheo sabía que se iba marchando de sí mismo. Sentía que se le iba muriendo Punta de Piedras. Tan solo por eso se nos iba muriendo Cheo…¡Es que, Cheo es el mismísimo Punta de Piedras! ¡A cuenta gotas nos lo iba susurrando cada vez que algo ocurría ahí y, el muy zángano nos lo recalcaba y todos creíamos que Cheo esta jodiendo y echándonos vainas; hasta celebramos cuando nos dijo ¿ustedes ven? ¡Ya se me marchó Juan “del Diablo” y, entre chanza y chanza, sonreído lo zumbó con palos encima…”¿Ven? Ya me quitaron al pedazo de Juan Dolores que me quedaba y, me quitaron al “Panguita”, Ángel Figueroa, único tenor que había por aquí y, antes, me habían –desprevenido- arrancado la penca que tenía de Emerson, carajo, así me van llevando también ¿no es así, Omaira?

A Gustavito Pereira que se cuide, porque, a mí me lo confesó el bicho ese que me sale en La Laguna de Atolladar, el Lango Lango; que me arrancarían al “Pelón” Alejandro Hernández y, a Luis José Gómez… ¡Y, ya no me va quedando nadita…! Cheo si lo sabía y a mí me consta. Se lo dije a Orlanda y a Wilo, ahí, por lo de Las Tetas de María Guevara. Si, Cheo me lo dijo “Peruchooo, menos mal que me presentaste al “Purrungo” José Salazar, tocayo de nombre y apellido, porque cuando ya me quiten completico a Punta de Piedras, les queda este “Purrunguito”, mi hermano, que toca bandolín como un demonio… ¡Y, así fue! Se marchó Cheo primero que Punta de Piedras, pero con esta diferencia…Punta de Piedras nunca nos dijo que se iba muriendo ni que Cheo -José Salazar- marchándose de él.

Juan “Diablo” decía que Punta de Piedras era un pueblo antivariólico, orságeno, sicofandes y antiplospótico; que no valía la pena que se muriera, porque por lo menos pa’ bebe’ sirve… ¡Ay, Cheo, mijo, jodiendo también se sufre! Y, menos mal, que, al recordar, uno vuelve a la vida…!

¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES