• 07:47am  Tony Bennett suspende conciertos en Madrid y Barcelona por problemas de salud

  • 07:44am  Convocan protesta en el Rif al final de ramadán para liberar a detenidos

  • 07:44am  La FIBA levanta la suspensión a la Federación Brasileña de Baloncesto

  • 07:43am  Menos nacimientos y muertes agravan la crisis demográfica de España

  • 07:42am  El papa recibe a reyes de Holanda y estos recuperan el bastón de los Orange

  • 07:37am  Nairo Quintana: Froome es el favorito para el Tour

  • 07:35am  Mosul ya piensa en la reconstrucción del minarete de su gran mezquita

  • 07:33am  Quintana: Froome es el favorito para el Tour

  • 07:33am  Autoridades lusas mantienen operativo ante riesgo de reactivación de incendio

  • 07:30am  China dice que la economía panameña se beneficiará de relaciones diplomáticas

  • 07:29am  Unos 600 edificios en Inglaterra tienen revestimiento como el de Grenfell

  • 07:29am  Pérez conecta grand slam; Grandal y Maldonado dos jonrones cada uno

  • 07:22am  La ONU alerta de que grupos terroristas usan el narcotráfico para financiarse

  • 07:21am  RSF pide al ELN la liberación inmediata de los dos periodistas holandeses

  • 07:21am  ONU alerta de que cada vez menos organizaciones aportan ayuda en conflictos




Porlamar
22 de junio de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La bendición de tener un propósito en tu vida
Nos olvidamos de dónde venimos y por quien fuimos creados, que llegamos a creer que somos nuestro propio creador. Creo que a todos o su gran mayoría, incluyéndome, se nos olvidó como vinimos a este mundo.
Monica Tietz

7 Ene, 2017 | «Un hombre sin propósito es como una barca sin timón: un soplo, un nadie, no es un hombre» Thomas Carlyle

No vinimos a este mundo por error, antes de llegar aquí todo nuestro plan estaba definido para cada uno de nosotros. Desde el lugar de nacimiento, hasta el color de nuestra piel, país, hasta el día de nuestra muerte está escrito, ya todo estaba creado por un plan divino.

Nos olvidamos de dónde venimos y por quien fuimos creados, que llegamos a creer que somos nuestro propio creador. Creo que a todos o su gran mayoría, incluyéndome, se nos olvidó como vinimos a este mundo.

Para mí alguien nos creó, ¿qué te parece? ¿Te habías hecho esta pregunta alguna vez? Pues desde mi perspectiva sí, Dios, el Universo, la Divinidad pues alguien tuvo que ser.

En tu vida nada es infundado, todo tiene un propósito.

Cada circunstancia, condición, incluso nuestros padres, son un propósito. No estamos aquí por azar, fuimos creados por la divinidad desde el amor.

Si nuestra vida no tuviera un propósito tú no estarías leyendo estas líneas, todo en la vida fuera un desorden, las esperanzas no existieran más allá de lo bueno o malo.

Vivir tiene un potente sentido. Cuando tenemos la idea presente y punto de alusión, y reconocer que fuimos creados por la divinidad, nuestro propósito comienza a tener claridad.

A veces se pierde ese timón, cuando pasa esto, empezamos a caminar en un callejón sin salidas. La vida se convierte en un caos y todo comienza a salir mal.

Alcanzar una meta y el propósito de vida, desde mis ojos son dos cosas totalmente distintas. He visto a seres humanos que han alcanzado infinidades de metas y esto es maravilloso.

Entre sus logros están el estudiar, casarse, tener hijos, comprar una casa, y muchos alcanzan todo esto. Aún con todo lo logrado, es impresionante escuchar que todavía no saben qué hacer con su vida, están en la duda de por qué están en este mundo.

Muchos han alcanzado el éxito y aún no son felices. Las circunstancias les hablan, las enfermedades también, pero todavía sigue esa incertidumbre presente.

No saben que en su templo interior están las respuestas, existe suficiente distracción para no querer darnos cuenta y aceptar lo que estamos haciendo.

Entender y saber a muchos les lleva años, mi consejo es que tu agenda puede estar llenos de muchos y buenos proyectos, eso está bien. Pero nunca te olvides de la pregunta del por qué estás aquí y cuál es tu legado.

La verdad para lograr esto no se necesita de mucho, es solo escuchar lo que tu templo interior te dice. Te lo comunica ya bien sea por tu intuición o mensajes, pero lo más importante es tu enfoque hacia lo que realmente te gusta y para qué te fue creado.

Si ya sabes cuál es tu propósito bien, te felicito de corazón. Para ti que todavía te lo estas cuestionando, más que cualquier meta consigue mayor claridad en tu propósito.

El no saberlo trae muchas frustraciones, el querer tener más tampoco te hace más feliz o más valioso. El dinero tampoco te hace importante, porque la verdadera seguridad que puedas tener es aquella que te conecta con la divinidad y nadie te puede despojar de eso.

Cuando hayas encontrado el verdadero significado de tu vida, las cosas comienzan a fluir por sí solas y sabes dejarte llevar ¡Tú ya puedes lograrlo!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES