Porlamar
17 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Paz y unión son las peticiones recurrentes a la Virgencita
Durante la homilía, el obispo Fernando Castro se refirió a la importancia de la protección de la familia para el rescate de la sociedad e hizo un llamado a la reconciliación.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: GLADIFER ALBORNOZ

Los devotos a la Virgencita Marinera abrieron su corazón a su Santa Patrona. / Foto: GLADIFER ALBORNOZ

9 Sep, 2016 | La feligresía neoespartana nuevamente se desbordó para festejar el cumpleaños de la Virgen del Valle. Desde la medianoche, las adyacencias a la Basílica Menor del Valle estaban repletas de creyentes quienes participaron en las misas del Gallo (12:00 m) y de la Aurora (5:00 a.m.). Indiscutiblemente, la devoción a la Virgencita Marinera es una fuerza que mueve y une a todos los neoespartanos, sin distinciones.

Aunque el acto central fue en el campo eucarístico, fueron muchos los devotos que esperaron ansiosos por ver salir a la Virgencita de la Basílica Menor. Ella lucía radiante y como siempre se notaba sonreída, cuando avanzaba entre aplausos y alabanzas en su recorrido por las calles de El Valle para encontrarse con su pueblo que anhelaba verla.

La misa fue oficiada por el obispo de Margarita, monseñor Fernando Castro Aguayo, quien dijo sentir a la Virgen del Valle como una participante más de la eucaristía. Asimismo se refirió a la importancia de la protección de la familia, por lo que pidió a la Virgencita que ayude a las familias de Nueva Esparta, Venezuela y del mundo.

Recalcó que solo se puede mejorar a un país a través de la protección de la familia. “Hoy, en aras de la modernidad se atenta en contra de lo que es el matrimonio. La familia debe ser protegida por sus leyes naturales, por los Tribunales y la justicia”.

Durante la ceremonia se entregó la Cruz Peregrina de la Pastoral Juvenil con motivo al Encuentro Nacional de Jóvenes de la Provincia de Cumaná, la cual se celebra cada tres años. La imagen recorrerá todas las parroquias de la Isla durante su estadía en la región insular hasta el mes de diciembre. Monseñor Castro Aguayo finalizó haciendo un llamado a la paz y a la unión del país.

El obispo dijo que este 8 de septiembre en un día de gozo y alegría porque celebran a Nuestra Señora del Valle del Espíritu Santo.

“Ella es la madre de Jesucristo y quiere unirnos a todos como hermanos en Jesucristo, por eso su mensaje es de familia, de servicio y de solidaridad, paz, respeto y amor por la vida”.

Recalcó que estamos ante una devoción que data de hace 500 años. “Es como si hubiese llegado a la Isla antes que Jesucristo para abrir el camino como diciendo quieran a mi hijo y estén cerca de él”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES