• 03:27am  Al menos 23 muertos por tormenta eléctrica en el norte de la India

  • 03:21am  Li Keqiang busca en Europa sacar partido al distanciamiento de la UE con EEUU

  • 03:18am  Vigilar las fronteras de Europa, un trabajo que sube de intensidad

  • 03:14am  La Bolsa de Fráncfort baja un 0,11 % en la apertura

  • 03:06am  La Bolsa española cede un 0,36 % en la apertura

  • 03:04am  La Bolsa de Milán baja un 0,30 % en la apertura

  • 03:01am  La Bolsa de París baja un 0,17 % en la apertura

  • 02:26am  Castroneves lidera una actuación antológica de los pilotos latinoamericanos

  • 02:05am  El crudo Brent baja un 0,28 % hasta 52 dólares por barril

  • 02:03am  Tokio cierra con un descenso del 0,02 % hasta los 19.682,57 puntos

  • 02:02am  El crudo Brent baja un 0,28 % hasta 52 dólares por barril

  • 02:00am  El euro baja hasta los 1,1165 dólares en Fráncfort

  • 01:48am  Lunes 29 de mayo de 2017

  • 01:46am  CRÓNICAS INTERNACIONALES

  • 01:40am  Fallece el ex primer ministro griego conservador Konstantinos Mitsotakis




Porlamar
29 de mayo de 2017





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Súper Chicken
Ha dominado el paradigma de la gestión tanto pública como privada en los últimos 50 años, parte del supuesto que el éxito se logra seleccionando a los más brillantes y dándoles poder.
Arianna Martínez Fico | arianna.mf@gmail.com

13 May, 2016 |

"No iremos de a uno sino de a dos (...) y nuestros hijos se reirán de la leyenda negra de nuestro llanto solitario"

Paul Éluard

"Súper Chicken" es el nombre de la interesante y amena conferencia TED de la líder empresarial Margarett Heffernan que tuve la fortuna de descubrir hace unos meses, y en la cual relata el estudio de productividad llevado a cabo por el biólogo evolutivo William Muir, a partir de un experimento revelador con gallinas ponedoras.

Dado que las gallinas viven en grupos, seleccionó uno promedio dejándolo solo por seis generaciones. Por otra parte, juntó a las que eran más productivas individualmente para crear un grupo de súper gallinas y de cada generación seleccionaba las mejores.

Al término de las seis generaciones al grupo promedio le iba bien, las gallinas estaban sanas y la producción de huevos se había incrementado considerablemente. En el segundo grupo murieron casi todas porque las que sobrevivieron picotearon al resto hasta matarlas, ya que las gallinas individualmente más productivas lograban su éxito a expensas de acabar con las otras.

El poder de la sinergia, al que hice amplia referencia en mi artículo anterior, se logra no solo con nuevas acciones, sino con una nueva manera de pensar que desafía el modelo mental exitista de la competencia.

Contrario a lo que creí por mucho tiempo, hoy he aprendido que no es cierto que los mejores equipos sean aquellos que tienen los mejores jugadores. Un ejemplo de ello es el Real Madrid, equipo que quizás nunca había descendido tanto su rendimiento deportivo como cuando reunió a Ronaldo, Figo, Beckham y Zidane, las estrellas futbolísticas del momento, los famosos "galácticos".

El modelo “Súper Chicken”, que ha dominado el paradigma de la gestión tanto pública como privada en los últimos 50 años, parte del supuesto que el éxito se logra seleccionando a los más brillantes y dándoles poder. El resultado ha sido el mismo del experimento con las gallinas ponedoras: agresión, ineficiencia e infelicidad. Si la forma de que el más productivo tenga éxito es destruyendo a los otros, definitivamente, hay que buscar una manera más ecológica de vivir.

En enero de este año se hizo viral la noticia que Google cambiaba su forma de seleccionar personal, privilegiando, entre otras, las habilidades sociales antes que el expediente académico. Una reciente investigación del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) muestra que los grupos más exitosos y productivos no son aquellos cuyas personas tienen los coeficientes intelectuales más altos, sino los que muestran las siguientes características:

-Alto grado de sensibilidad social mutua.
-No hay una voz dominante pero tampoco pasajeros (todos aportan con lo mejor de sí).
-Mayor cantidad de mujeres.
-Juntos generan capital social: la interdependencia que cultiva confianza. Y esto es lo que impulsa y fortalece a las organizaciones, comunidades y países. Todo apunta a que la clave está en la diversidad, la conexión entre pares y la cultura de ayuda.

Liderazgo, conexión, visión de conjunto, confianza y flujo abierto de buenas ideas, parecieran ser lo que el país requiere en este momento complejo y delicado. La rivalidad tiene que ser superada por el capital social. Todos somos necesarios, y más que “Súper Chicken” (héroes solitarios, mesiánicos y súper estrellas mediáticas), lo que de manera agonizante pareciera demandarnos Venezuela es amor, compromiso genuino, decencia. En dos palabras: Súper Gente.

"Nunca dudes que un pequeño grupo de personas conscientes y comprometidas pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado” Margaret Mead




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES