Porlamar
26 de abril de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






En La Galera se preparan a diario para pescar con palambre
Antes de abordar sus peñeros, los pescadores deben colocar el cebo (usualmente sardinas) en ese artilugio. Esta semana sólo han capturado tajalí.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: DANIEL RAMÍREZ

Antes de faenar los pescadores deben limpiar sardinas para luego ensartarlas en los anzuelos del palambre. / Foto: DANIEL RAMÍREZ

16 Abr, 2016 | A poca distancia del mar un grupo de pescadores de playa La Galera, municipio Marcano, limpiaba sardinas al momento en el que el equipo del Sol de Margarita los contactó para conocer su trabajo.

Los jóvenes pescadores, quienes no superan los 30 años, explicaron que las sardinas luego las utilizarían como cebo para el palambre, que es el arte de pesca que utilizan en la faena.

Frank Marín explicó que se tardan media hora para ensartar 150 sardinas, una en cada anzuelo del palambre. Dijo que es un proceso que debe hacerse con anticipación, porque acostumbran salir a las 2:00 p.m. en sus peñeros “y debemos tener todo listo desde temprano”.

Detalló que en plena jornada deben reponer las sardinas en los anzuelos, según como vaya la pesca. Para ello deben subir al peñero cestas llenas de la especie marina mencionada.

Comentó que diariamente recorren en sus embarcaciones apenas unas cuatro millas de La Galera, aguas donde predomina por estos tiempos el tajalí.

Tren sardinero

Erick Silva, también marinero de la zona, indicó que el pasado domingo tendieron un tren en la bahía para calar las sardinas que ellos utilizarían para la pesca con el arte del palambre.

“Son 18 pescadores los que se benefician de ese tren sardinero. En las mañanas cada equipo de pescadores viene a sacar la cantidad de sardina que va a usar y se las lleva para limpiarlas”, expresó.

Desde muy jóvenes

Frank Marín se involucró en la actividad pesquera a la edad de 12 años y Erick Silva lo hizo cuando contaba con 14 años de edad.

Para Marín, la influencia de su padre fue clave para escoger este tipo de oficio como medio de vida que, aunque muchos no lo consideren así, es productivo pero muy sacrificado.

En el caso de Silva, fue su tío quien le enseñó a pescar. De él absorbió los conocimientos y la destreza para manejarse ante cualquier circunstancia en alta mar, lo cual hoy día le agradece.

Marín manifestó que el pescador toda la vida ha tenido pérdidas y no se le reconoce su trabajo. “La pescadería nos compra, en este caso, el kilo de tajalí en 600 bolívares y vienen los caveros y los vende hasta en 1.500 o más”. Destacó que el cavero es quien saca mayor provecho.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Juan Griego | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES