Porlamar
18 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






El arte del tejido encontró en José Lárez a un representante excepcional
Durante 41 años, Lárez se ha desenvuelto en este oficio artesanal. Para abril prevé dictar un curso gratuito en su casa de La Vecindad, municipio Gómez, para estimular la confección de hamacas. Aparte de eso elabora panes de leche y “coscorrones”.
Yanet Escalona

Foto: DANIEL RAMIREZ

Destreza: José Lárez es capaz de elaborar una hamaca grande en diez días, cuando otros se llevarían meses. Y es que ha adquirido una destreza admirable en su tejido. / Foto: DANIEL RAMÍREZ

22 Feb, 2015 | No sólo protagoniza con orgullo ese arte de elaborar hamacas, en su pueblo natal de La Vecindad, sino que además José Lárez es una persona que busca ayudar al prójimo, colaborar con la Iglesia, transmitir sus conocimientos a las nuevas generaciones.

Para el mes de abril prevé, entre otros tantos proyectos, dictar un curso de tejido de hamacas a quien desee aprender el oficio. Le angustia pensar que después que ya no estén los seis o siete tejedores actuales del pueblo, no haya quien mantenga la tradición.

-Gente buena que se ha ido acabando en este arte. Pienso que la mejor manera de que no se pierda la tradición es que dicten clases en las escuelas, y que los niños y niñas aprendan a hacerlos, porque ellos son el futuro del país.

Habla de sus proyectos con espontaneidad, sudoroso de emoción... el rostro le brilla y sus palabras son un torrente de entusiasmo. Mientras habla, muestra cómo teje la hamaca. Disfruta ese momento de dar los detalles de cómo se elabora este tejido tan ancestral.

Lárez nació en la calle Libertad de La Vecindad en una casita de barro, que aún existe en esta población del municipio Gómez, según relata. Era de su bisabuela, Domitila Lárez. “Quien realmente me crió no fue mi papá, Jesús Díaz, quien era comandante de la policía, sino mi abuelo, Juan de la Cruz Lárez, un agricultor que cultivaba maíz, auyama, ajíes, patilla, melón, ciruela morada y ciruela amarilla”.

En cuanto a las hamacas, afirma que de niño observaba acucioso a su abuela Facunda Lárez quien las hacía, pero quien realmente lo guió en la formación fue otra nativa de La Vecindad, María Rojas, a quien atribuye conocimientos maravillosos del “arte del tejido”.
-La primera hamaca la hice en la casa de María Rojas. Comencé a trabajar con ella cuando yo tenía 11 años y me mudé a su casa. Todos éramos muy unidos.

Supo entonces cómo se arma un telar horizontal, las dos horquetas, la forma de tejer... compara: mientras el chinchorro es con cadenetas, la hamaca es una lona bien tejida. El tejido se “aporrea” con las palas (madera). Tienes dos cruces de hilo; una mano metida y una mano arañada (que va jalando el hilo).

-Fui inventando las pintas. Uno tiene que ir creándolas, y asegurarse que la hamaca está bien tejida, agrega Lárez, quien ha sido ganador de primeros lugares en la Feria de Arte Textil que cada año se celebra en Caracas. “Siempre represento a Nueva Esparta”, comentó satisfecho.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES