Porlamar
15 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






¿Normas de un librito?
Se reduce considerablemente el monto de los dólares viajeros y junto con las remesas costarán ahora casi el doble; no se ha avanzado en el problema del pago de la deuda a las líneas aéreas y Venezuela arriesga el aislamiento.
Rafael Di Prisco rdiprisc@yahoo.com

4 Feb, 2014 | A decir verdad, esto de las tan anunciadas "medidas económicas" me parece que no tiene nada de "paquetazo" como opinan algunos dirigentes de la oposición; personalmente creo que es más bien una mala jugada.

Mucha gente piensa que se trata simplemente de la aplicación de normas básicas sacadas de no se sabe dónde. ¿Será que provienen de un "librito revolucionario" cubano adaptado al "modelo venezolano" donde las cosas inician con empobrecimiento y miseria para alcanzar luego más altas metas de verdadero y reconocido "revolucionarismo"?

Dicho de otra manera, para obtener la categoría de revolucionario auténtico primero tienes que pasar por períodos de escasez y dificultades antes de llegar a la etapa de morirte de hambre y necesidad.

Es decir, que en Venezuela el desabastecimiento no sería fortuito, consecuencia de incapacidad, ineficiencia o ineptitud. Sería más bien el cumplimiento de unas reglas, normas o planteamientos teóricos que requieren que la revolución arranque de una situación de desabastecimiento y empobrecimiento para que el Gobierno vaya "estirando" poco a poco, buscando soluciones a cada problema en lapsos largos, muy largos, mientras la población se va acostumbrando al desabastecimiento, a la escasez, a la vida dura para que el Gobierno disponga de todas las condiciones para iniciar el proceso de ¿renovación? de la sociedad. ¿Exagerada truculencia? ¿Teoría grotesca? Puede ser; pero es que la falta de explicaciones lógicas y comprensibles de las improvisaciones del Gobierno permite cualquier exceso interpretativo.

Veamos un único ejemplo. A finales del año pasado el presidente declaró enfáticamente que Cadivi iba a desaparecer y todas sus funciones iban a ser trasladadas a uno de esos nuevos organismos de larga denominación, y la administración y distribución de los dólares las iba a asumir el Sicad. Pero resulta que no sólo el vicepresidente ejecutivo aclaró pocos días después que Cadivi continuaría funcionando por un "período de transición", que no especificó de cuánto tiempo, sino que cuando leemos las diversas Providencias que se publicaron en la Gaceta Oficial del 23 de enero, relativas a la nueva estructura administrativa cambiaria, se observa que todo lo nuevo (hasta las subastas del Sicad, en algunos casos) descansa en la estructura de Cadivi, lo cual quiere decir que hay Cadivi para rato.

¿Por qué el presidente se apresura a dar una noticia tan espectacular sobre un organismo que maneja el tan delicado asunto de los dólares y que ha sido cuestionado por él mismo? ¿Será que, además de hacer padecer penurias y carencias mil nos quieren hacer perder el sentido de la razón? ¿O será que como ellos llegan al Gobierno cuando Venezuela era una democracia –en crisis, por supuesto, pero democracia completica, por si acaso- no encuentran la manera de compaginar las normas del supuesto librito a esa democracia –imperfecta, también, pero democracia a fin de cuentas- y las reglas no cuadran?

Mientras tanto, algunos escándalos siguen.

Se reduce considerablemente el monto de los dólares viajeros y junto con las remesas costarán ahora casi el doble; no se ha avanzado en el problema del pago de la deuda a las líneas aéreas y Venezuela arriesga el aislamiento; muchas amenazas de cárcel pero no se han tocado los intereses de las empresas fantasmas y de los "raspacupos".




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES