Porlamar
20 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






La historia de Amu
Ella intentó ser una chica graciosa, una chica ruda, deportista, intelectual pero no logró hacer nuevos amigos.
Rayitos de Sol

Foto: CORTESÍA

Rayito de Sol. / Foto: CORTESÍA

19 Ene, 2014 | Había una vez una niña llamada Amu que deseaba hacer amigos, pero le costaba un poco por ser muy tímida, y debido a esto la consideraban como un "lobo solitario". Un día sus padres decidieron mudarse y con esto fue transferida a una nueva escuela.

Al llegar todos la miraban y murmuraban sobre su ingreso, ya que algunos le tenían algo de miedo. Amu muy triste paseaba sola por la inmensidad de su nueva escuela pensando en lo mucho que le gustaría hacer nuevos amigos y no sentirse tan sola; gracias a esto comenzó a cuestionarse sobre su manera de seguir creyendo que si fingía ser alguien más, la aceptarían.

Ella intentó ser una chica graciosa, una chica ruda, deportista, intelectual pero no logró hacer nuevos amigos. Una noche en su cuarto junto a su cama

Foto: CORTESÍA

Rayito de Sol. / Foto: CORTESÍA

deseó tener el valor de poder acercarse a otros. Al día siguiente una chica de su clase, Rima, se le acercó a preguntarle como la trataban ya que era nueva, después de esto ambas pasaron un rato conversando, riendo y con el pasar de los días se hicieron mejores amigas.

Rima le presentó a sus amigos: Jack, Pepe y Ami; se fueron juntos a almorzar y a conocerse mejor. Amu estaba muy feliz, por primera vez en mucho tiempo no se sentía sola. Pasaron los meses y eran un grupo muy unido y muy popular en toda la escuela. Amu, Rima y Ami eran admiradas por muchas chicas, Jack y Pepe eran el ejemplo a seguir de los chicos.

Foto: CORTESÍA

Rayito de Sol. / Foto: CORTESÍA

Un día mientras estaban reunidos, Amu les preguntó el por qué eran sus amigos y qué era lo que ella había hecho para agradarles. Rima le respondió que ser ella misma. No necesitaba cambiar para agradarle a nadie, solo con ser ella era suficiente. Amu se puso muy contenta y desde ese día no necesitó volver a fingir para agradarles a los demás, se dio cuenta de que la querían por lo que era y eso es lo mejor.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES