Porlamar
21 de septiembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Juan Ortiz disfruta de polifacética manera de vivir
Como integrante de la Fundación 6 Cuerdas, junto a sus compañeros, ha promovido el trabajo musical. En el campo de la docencia universitaria también aporta conocimientos.
Yanet Escalona

Foto: JOSUÉ STEIN

Con talento innato, Juan Ortiz no pierde ni un segundo para formar imágenes dentro del campo artesanal. / Foto: JOSUÉ STEIN

7 Dic, 2013 | Juan Ortiz muestra su polifacética manera de ser y aptitudes en diferentes campos del saber al destacar como compositor, guitarrista, docente universitario y artesano. Confesó que hace 17 años se prendó de la guitarra, al recibir clases de Nelson López. Desde entonces toca ese instrumento y forma parte de la Fundación 6 Cuerdas, organizadora de un festival que se proyecta hacia 2014 con la tercera edición.

Ortiz ha compuesto el tema de la película “Juan Diablo”, cuya producción se da en Nueva Esparta. Es autor del tema y la música de ese filme regional, interpretado por Alfonso Rodulfo, canción que puede ser bajada por YouTube bajo el nombre “Juan Diablo la leyenda”, explicó entusiasmado.

-Llegué a la música a través de la guitarra clásica hace 17 años. Son parte de esas situaciones del destino, producto a veces de la necesidad que uno tiene como ser humano de expresar lo que se siente y quiere transmitir.

Lo que nunca pensó es que la guitarra pasaría a ocupar un rol tan importante en su vida, hasta llevarlo a formar parte del trío de guitarra “Rómulo Lazarde”, en honor a ese maestro margariteño, quien a su vez ha reiterado en fecha reciente su complacencia y orgullo porque jóvenes talentos sigan su ejemplo.

-El reciente Festival 6 Cuerdas nos dejó una grata experiencia, con clases magistrales a cargo del maestro Lazarde –afirmó Ortiz.

Destacó que en lo personal se inició en ese arte bajo la guía de López, sin saber –lo cual supo años después- que éste a su vez había sido alumno de Lazarde, un “nieto de éste”, como Rómulo llama a quienes instruye en la guitarra.

Entre espirales

En medio de todas las inquietudes de Ortiz, también un día se encontró con una manera de proyectar el arte, a través de lo artesanal con base en materiales de aluminio y cobre a los cuales va dándole formas, sobre todo de insectos.

Parte de espirales de alambres en un trabajo artístico de “alambrismo” donde dibuja esferas y se van generando las formas que en ese momento considera las más apropiadas o creativas. Hasta ahora ha participado en ocho exposiciones, una de las cuales fue promovida por la vitralista Blanca Capecchi, a quien admira y llama jovialmente su “madrina”.

Además del Complejo “Francisco Lárez Granado” de Juan Griego, ha expuesto en la sede de la Universidad de Margarita (Unimar) y en algunos otros escenarios.

-Son actividades que disfruto mucho. Por ahora trato de buscar mayor volumen para mis obras o piezas –dijo, al seguir los consejos que al respecto le ha dado el escultor Augusto Acosta.

-Él me ha recomendado y me parece buena idea, llevar las piezas al plano urbano, con una propuesta interesante y a gran escala.

Precisamente ya se imagina la hormiga gigante en alguna avenida de la isla de Margarita, dentro de ese concepto de la escultura urbana, al aire libre, en medio de las formas y en sinergia con la naturaleza.

-¿Cuál es otra de las figuras que quisiera crear en ese estilo?

-Supieras que me encantaría hacer un dragón.

Faceta de ajedrecista

No conforme con todas esas actividades que le mueven el piso y el sentimiento, habla de su faceta como jugador de ajedrez, al punto de que formó parte de la selección de Nueva Esparta en el año 2001.

-¿Lo consideras realmente el deporte ciencia?

-Pienso que el ajedrez es mucho más que eso... lo llamaría el “deporte vida” porque en su ejercicio se plasman sobre el tablero todos los pasos que debemos dar para vivir en armonía como seres pensantes. El ajedrez nos enseña cómo actuar para obtener los resultados que queremos en la vida -agregó Ortiz, a la vez que guarda en una bolsa sus insectos, porque se acerca el momento de dar clases en la Unimar... es la hora.

Tuborense

Juan Manuel Ortiz nació en Punta de Piedras, municipio Tubores, el 5 de diciembre de 1983. Es hijo de Carlos Cedeño Gil y Gloria Ortiz.

Cursó la primaria en la Escuela Básica Tubores, luego egresó como bachiller en Ciencias de la Fundación La Salle y en la Universidad de Oriente núcleo Nueva Esparta obtuvo la licenciatura en Educación Integral, mención Castellano y Literatura. Se enorgullece de su arraigo tuborense y de ser nieto de personajes que han sido tan emblemáticos en Punta de Piedras, capital tuborense, como Esther Gil y “Lolo” Vásquez. A veces explora en sus raíces y siente que de esa trama familiar y de sus orígenes ha heredado todas esas inquietudes y dones que le permiten en la actualidad desenvolverse en varios campos del saber.

La docencia, la artesanía, la composición musical y el toque de guitarra se conjugan para hacer de Juan Ortiz ese ser con tantas aptitudes.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES